Viñedos

Introducción

Mureda cuenta con una extensión de cerca de 1.200 hectáreas de viñedos propios, lo cual permite llevar un exhaustivo control de la uva desde sus orígenes hasta el producto final, asegurando la mayor atención y cuidado para conseguir caldos de excelente calidad. Todos los viñedos están certificados como aptos para la elaboración de vinos ecológicos.

Dentro de la extensa variedad de viñedos y variedades, existen cepas que superan los veinte años de antigüedad. Al tener las viñas viejas un mayor diámetro del tronco, permite alimentar de una mejor medida a las hojas y posteriormente las bayas, que consecuentemente, producirán vinos de mejores cualidades organolépticas y una concentración más elevada de todos los compuestos.

Las características del suelo favorecen el cultivo de las uvas autóctonas, como Tempranillo, pero Mureda ha conseguido también adaptar el desarrollo de variedades foráneas como Chardonnay, Sauvignon Blanc, Riesling, Gewürztraminer, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Moscatel,… dotándola así de una amplia diversidad de matices y sabores, y riqueza en sus gamas.

Los viñedos se hallan repartidos en La Mancha, entre la zona circundante a los Campos de Calatrava, y los Campos de Montiel, todo ello representando un 80% de los dominios, y la Sierra de Alcaraz, que representaría un 20%.

548